Resolvemos, simplificamos. Aceptamos desafíos.

Trabajamos para la firma MACOSER, automatizando el proceso de atornillado de carcazas de horno para las cocinas que fabrican, de la marca "Florencia". Buscábamos que todo fuera simple y efectivo ¡y fue un éxito! Con muchísimas ventajas:

  • Evitar que el operario tenga que manipular cargas semi pesadas.
  • Homologar tiempos del proceso de atornillado, logrando que no dependa de la habilidad ni del rendimiento de un operador en particular.
  • Reducir el tiempo general del proceso de atornillado, redundando en menores costos de producción del producto.
  • Posibilitar en una misma celda el armado de distintos modelos de hornos de cocina.
  • Posibilidad de producir 24 horas diarias y de aumentar la producción con los mismos recursos humanos.