Somos estratégicos.

San Francisco, además de ser un gran polo productivo, cuenta con una sede de la aduana nacional en su Parque Industrial, y se ubica a muy corta distancia de los principales centros urbanos de la Argentina.